Diferencias entre climatizador y aire acondicionado

¿Qué diferencia hay entre climatizador y aire acondicionado?

Es lógico pensar que un equipo de aire acondicionado y un climatizador son lo mismo, ya que, técnicamente hablando, son muy parecidos. Pero existen pequeñas diferencias entre el funcionamiento y los beneficios de cada uno que los diferencian.

Al final, ambos son una buena opción para regular la temperatura en estos días de verano, pero siempre es importante conocer bien las características de los dos para poder decidir cuál se ajusta más a las necesidades específicas.

A continuación, explicamos cómo funcionan estos dos equipos y cuáles son sus principales ventajas respecto al otro.

¿Cómo funciona un climatizador?

El funcionamiento de estos equipos consiste en la absorción del aire para pasarlo por unos filtros de agua. Este proceso enfría el aire que luego es expulsado a través de un ventilador.

Una de sus características importantes es que no requiere de tubos con salida al exterior, pues basta con conectarlo a la corriente eléctrica para ponerlo a funcionar.

Es un sistema bastante adecuado para habitaciones pequeñas y se recomienda más su uso en climas secos, ya que su filtro de agua hace que aumente ligeramente la humedad del ambiente.

Ventajas

  • Es más ecológico, ya que reduce las emisiones de CO2 y no utiliza gases refrigerantes. Además, consume mucha menos energía y eso, además del factor medioambiental que supone, se nota en la factura de la luz.
  • Existen modelos portátiles, por lo que se pueden transportar a otras habitaciones. Incluso, los hay que se pueden usar en exteriores.
  • Además de consumir menos, su adquisición es más económica y apenas requiere trabajo de instalación.

¿Cómo funciona el aire acondicionado?

Por su parte, el aire acondicionado utiliza una serie de cañerías que, mediante gases refrigerantes, eliminan el calor del aire. Así puedes regular de forma precisa la temperatura de toda la estancia.

Estos equipos son más adecuados a la hora de enfriar todo el hogar o habitaciones más grandes.

Ventajas

  • Funciona bien en todos los ambientes, secos o húmedos, mientras que el climatizador es menos efectivo en climas húmedos.
  • No necesita ventilación. Así como el otro equipo al generar cierta humedad puede requerir ventilación, estos aparatos funcionan perfectamente, incluso mejor, si se mantienen puertas y ventanas cerradas.
  • Permiten regular la temperatura hasta el punto que se desee para maximizar el confort.
  • Son limpios en su uso y se les pueden colocar filtros contra diferentes elementos de suciedad.

En resumen, cada uno de estos equipos cuenta con sus ventajas y sus inconvenientes, es decisión de cada uno elegir cuál se adapta más a sus necesidades. Si necesitas más información, contacta con nosotros sin compromiso. Somos expertos en instalación de aire acondicionado en Leganés e instalación de aire acondicionado en Getafe y estaremos encantados de resolver tus dudas.

Sin comentarios

Añadir un comentario